Cualidades

Joshua harris le dije adios a las citas amorosas

Busco casada insatisfecha 838225

Hace dos días tampoco fue al cole, y yo, como soy muy mala madre le puse la tele y seguí durmiendo toda la mañana, aunque de vez en cuando él venía a despertarme, yo me levantaba y me volvía a dormir. Una buena madre no dejaría sin vigilancia a un niño de tres años mientras duerme. Pero yo soy una muy mala madre. No es la primera vez que me duermo y llegamos corriendo o tarde.

Ya no todas las etapas son positivas y necesitan un reajuste entre los dos miembros, sí que va encaminado al bienestar y hay una satisfacción real en la relación. Cuando encontramos que no estamos bien y que el estado medio es de malestar, es que hay un problema abecé que podría estar fallando. El acceso de la relación A la hora de imaginarnos una relación, solemos admirar que se trata de un vereda por el que andamos y vamos llegando a diferentes puntos. Pasamos por crear confianza, sentirnos cómodos, intimar o llegar a convivir y tener hijos. Muchas veces estos estados corresponden a etapas prefijadas de necesidades, como puede ser el matrimonio o compartir apartamento. Las partes emocionales tienden a abstenerse y, de tenerse en cuenta, se estima que son resultado de frontal enamorarse, cuando realmente sigue el acceso inverso: logro establecer unas bases que, si se consolidan, me hacen llegar a sentir un amor real, sin dependencias ni vínculos insanos, por el otro. Es, una vez que la pareja avanza, cuando surgen los desencuentros y las incompatibilidades.

No es que no sepas tomar decisiones o cómo hacer las cosas, tampoco es cuestión de miedossino que simplemente no sabes qué hacer. Puede que ya hayas cumplido las metas y objetivos que te habías propuesto, o bien te has acomodado a una situación y te das cuenta de que ya no te motiva y no sabes qué camino seguir a continuación. También puede ser que tengas que tomar una decisión profesional importante, que marque tu trayectoria a partir de ahora y estés totalmente bloqueada. Esta situación es muy frecuente y frustrante, porque no hay nada peor que la incertidumbre; y, en general, se debe a que no tienes claro lo que quieres. Sin bloqueo, la experiencia con mis clientes me dice que, en el fondo, sí que lo sabes; sólo necesitas avivar un poco para sacarlo a la luz. Muchas veces tu situación, estrés y las presiones familiares y de los que te rodean son demasiado fuertes como para dejarte pensar con claridad. Es normal, en esas situaciones es difícil escuchar lo que efectivamente quieres, por eso es importante que saques tiempo para ti esa entelequia para tanta gente. Así que vete de vacaciones aunque sólo sea un par de días o, si no puedes irte, tómate el fin de semana para ti, totalmente aislada, para pensar.

Leave a Reply

Your email address will not be published.